Impacto de la inseguridad en Ecuador en el ámbito laboral: desafíos y perspectivas

 

La inseguridad en Ecuador ha permeado diversos aspectos de la sociedad, siendo el ámbito laboral uno de los más afectados.

Vulnerabilidad de los trabajadores:

La creciente inseguridad ciudadana se traduce en una mayor vulnerabilidad de los trabajadores en sus desplazamientos diarios hacia y desde el trabajo. En estudios realizados entre los años 2021 – 2023 demuestra que los casos de atracos, robos y agresiones han aumentado un 24,4% según cifras oficiales de la Fiscalía General del Estado; así mismo encontramos que Quito, el incremento en los robos durante el mismo periodo de tiempo es del 34% según las estadísticas de la Policía. Este clima de inseguridad no solo incide en el desplazamiento, sino también en el propio entorno laboral, creando un sentido de desconfianza y tensión entre los empleados.

Desafíos para las empresas:

En el primer semestre del 2023 encontramos que los robos a negocios, fábricas y empresas incrementaron un 12% en relación al mismo periodo del año anterior. La inseguridad plantea retos significativos para las empresas, desde el aumento de los costos operativos hasta la amenaza directa a la continuidad del negocio.

La necesidad de invertir en medidas de seguridad adicionales es una realidad que pesa sobre los presupuestos empresariales. La contratación de guardias de seguridad, la implementación de sistemas de vigilancia avanzados y el diseño de protocolos de emergencia efectivos se vuelven necesarios, lo que, inevitablemente, implica un incremento en los costos de seguridad.

Además, estas inversiones no siempre garantizan una protección completa, ya que la sofisticación de las amenazas también evoluciona. Las pérdidas materiales debido a robos o vandalismo, junto con la interrupción de la cadena de suministro, representan un riesgo considerable. La falta de seguridad puede afectar la operatividad diaria de las empresas, desde la producción hasta la distribución, lo que puede traducirse en pérdidas financieras y deterioro de la reputación empresarial.

Tomando en cuenta que Ecuador es uno de los tres países latinoamericanos con más ciberataques en la actualidad. Podemos evidenciar que la inseguridad no solo amenaza la propiedad física de las empresas, sino que también plantea desafíos en términos de seguridad de la información y ciberseguridad. Los delincuentes, aprovechando la vulnerabilidad generalizada, pueden intentar infiltrarse en sistemas informáticos, comprometiendo datos sensibles y afectando la integridad de las operaciones comerciales, trayendo como consecuencia en algunos casos pérdidas económicas millonarias.

Impacto en el reclutamiento y retención de talento:

Los desafíos de seguridad que enfrentan las empresas no solo repercuten en su funcionamiento interno, sino que también afectan su capacidad para atraer y retener talento. Los profesionales calificados son más propensos a buscar empleo en entornos laborales seguros. La percepción de inseguridad puede actuar como un obstáculo importante para la atracción de talento, ya que los trabajadores potenciales pueden ver las ofertas de trabajo en áreas de alto riesgo como menos atractivas, afectando así la diversidad y calidad del personal disponible para las empresas.

Estrés laboral y salud mental:

Además de los desafíos operativos y de seguridad física, la inseguridad constante contribuye al estrés laboral y problemas de salud mental entre los empleados, esto causa pérdidas aproximadas diarias de $1,6 millones para el país. La preocupación constante por la seguridad personal y la de sus colegas puede generar un ambiente laboral tenso, disminuyendo la moral y la productividad. La implementación de programas de apoyo emocional y la promoción de un ambiente laboral que aborde activamente estas preocupaciones se vuelve esencial para mantener una fuerza laboral saludable y comprometida.

Necesidad de colaboración entre el Gobierno y el sector privado:

En vista de estos desafíos, es crucial una colaboración efectiva entre el gobierno y el sector privado. La creación de entornos seguros implica no solo la implementación de medidas de seguridad específicas por parte de las empresas, sino también un enfoque integral que aborde las causas subyacentes de la inseguridad. La inversión conjunta en la mejora de la iluminación pública, el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad y la promoción de programas comunitarios puede contribuir a crear un ambiente laboral más seguro y resistente a largo plazo.

Conclusión:

La inseguridad en Ecuador representa un desafío para las empresas, desde la gestión de costos operativos hasta la preservación de la integridad física y digital. La colaboración entre el Gobierno y el sector privado es esencial para abordar de manera efectiva estos problemas, garantizando entornos laborales seguros que fomenten la productividad, atraigan talento y promuevan la salud mental de los trabajadores. La inversión estratégica en seguridad no solo protege los intereses comerciales a corto plazo, sino que también contribuye al desarrollo sostenible y al bienestar a largo plazo de la sociedad en su conjunto.

 

 

Autor: Andrea Jaramillo, Analista de Pasivos Laborales.

Bibliografía

 



ACTUARIA
Author: ACTUARIA
Gestionamos servicios actuariales y de consultoría empresarial, en base a estándares de calidad y en forma oportuna, mejorando continuamente nuestros procesos, para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.